Lahiri Mahasaya Kriya Yoga México

Shri Shyamacharan Lahiri Mahasaya

En el auspicioso día del 30 de septiembre de 1828, durante los nueve días de adoración a la Madre Divina, Yogiraj Shyamacharan Lahiri Mahasaya nació en una leal familia brahmin en el pueblo de Ghuruni del distrito de Nadia en Bengal. Cuando tenía cinco años la madre de Shyamacharan, Shrimati Mukta Keshi Devi, dejó este mundo y su padre Shri Gour Mohan Lahiri Sarkar, se movió de Nadia a Kashi. Shri Shyamacharan paso su niñez en esta ciudad sagrada. Muchas historias interesantes de la vida de Shyamacharan son mencionadas en el libro Bharatera Sadhaka, en el Yogiraj Charita de Swami Satyananda y en la Autobiografía de un Yogui de Paramahamsa Yogananda.

Lahiri Mahasaya Kriya Yoga México
Lahiri Mahasaya Kriya Yoga México

Lahiri Mahasaya único discipulo de Mahavatar Babaji

El primer gurú preceptor de Kriya Yoga es el Señor Krishna y Kalpayogi Babaji Maharaj es el preceptor moderno, quien revive el Kriya Yoga.

Shyamacharan Lahiri Mahasaya fue su discípulo principal. Él había practicado Kriya Yoga en compañía de Babaji Maharaj en muchas vidas pasadas.

En su vida actual en ese entonces, era un hombre de familia.

Predicó aún hasta su última respiración que el Kriya Yoga era el mejor camino para los hombres de familia para evolucionar espiritualmente. En 1861, a la edad de treinta y tres años, Shri Shyamacharan Lahiri Mahasaya ya estaba casado y trabajaba como Segundo oficinista en los Trabajos Públicos del departamento de los Trabajos de Ingeniería Militar en Gazipur, en el estado de Uttar Pradesh.

Su gurú, Babaji Maharaj, estaba en los Himalayas, cerca de doscientas millas del lugar de trabajo de Shyamacharan Lahiri Mahasaya. Babaji Maharaj estaba muy preocupado por Shyamacharan Lahiri Mahasaya , su discípulo de una vida previa y pensó profundamente como enseñarle la sagrada técnica del Kriya Yoga.

Mahavatar Babaji Maharaj Kriya Yoga Moderno
Mahavatar Babaji

En su vida anterior, Shyamacharan Lahiri Mahasaya fue también un gran sadhaka, siempre absorto en el pensamiento espiritual.

Babaji Maharaj estando en la caverna de los Himalayas, pensó que era el tiempo justo y el campo estaba listo para Shyamacharan. Guiado adecuadamente, Shyamacharan Lahiri Mahasaya  podría realizar fácilmente que era la chispa del Divino, sería muy poderoso espiritualmente y eliminaría las creencias ciegas, los dogmas y supersticiones enseñando el Kriya Yoga a los buscadores sinceros en la India y en el extranjero.

Cuando la mirada de preocupación de Babaji Maharaj cayó en Shyamacharan, él sintió como si alguien lo llamara. Dando la forma final a su gran diseño por su maravilloso poder de voluntad, Babaji Maharaj arregló la transferencia de Shyamacharan Lahiri Mahasaya a Ranikhet en lugar de su colega Brajendra Ray.

   Shyamacharan Lahiri Mahasaya estaba asombrado por la magnífica grandeza de los Himalayas y su espectacular belleza escénica.

Sintió que el lugar era muy conocido para él.

Tenía mucho tiempo para vagabundear por los Himalayas ya que la correspondencia era su deber principal. Atraído por una fuerza desconocida, se movió hacia Ranikhet. El lugar era adorable, sin ningún rastro de seres humanos o animales.

Cueva Mahavatar Babaji

El llamado de Babaji a Lahiri Mahasaya

Sin miedo, vagó hechizado por el temido y cavernoso Himalaya. En aquella época, esta región era la más temida debido a los animales feroces que habitaban los bosques cercanos. De repente, oyó que alguien le llamaba por su nombre desde uno de las salientes pedregosas:

“Shyamacharan, ven aquí. Shyamacharan, ven aquí”.

Se quedó estupefacto ante la fuerza seductora. Contempló con asombro al joven santo, alto y fuerte, de largos brazos, pelo y tez cobrizos, y una luz luminosa parecida a la de un sol radiante que brillaba en su cuerpo.

Todos los pelos de su cuerpo se erizaron ante la misteriosa escena de Babaji Maharaj viéndolo divinamente y sonriendo. Él aceleró sus pasos como una pieza de hierro atraída por un imán.

En verdad era un plan divino, de otra forma ¿Cómo podría haber ido a ese lugar lleno de animales feroces sin ser atacado? Babaji Maharaj sonriente le pregunto “¿Cómo estás?”. Él replicó con calma “Estoy bien”. Él preguntó “¿Me reconoces?”. Shyamacharan respondió,

“No, Yo no te reconozco”.

Llevando a Shyamacharan Lahiri Mahasaya adentro de una cueva, limpia, ordenada con esmero, Babaji de nuevo preguntó “¿Me reconoces?”. Babaji continúo añadiendo a su asombro, “¿Has venido alguna vez a este lugar en el pasado? ¿Reconoces esta piel de tigre y la olla del agua? ¿Has olvidado todo?” Shyamacharan respondió que era su primera visita y que nunca había visto este lugar antes. 

Înterior cueva de Mahavatar Babaji

Lahiri Mahasaya recuerda su vida pasada

Cuando Babaji Maharaj lo tocó, se encendió la memoria de su vida pasada. Postrándose a los pies de Babaji, Shyamacharan dijo, “Ahora me acuerdo de todo. Tú eres mi gurú de vida en vida Babaji Maharaj. Este era el lugar de meditación de mi vida pasada.

En este asiento, hacía sadhana, el jarro del lado izquierdo me proveía de agua y frescura. El asiento de la derecha era el tuyo. Mientras meditábamos en este asiento la energía cósmica de mi vida pasada se manifestaba en mí.

Ahora siento el despertar de ese poder divino en mí.  

Babaji Maharaj le indicó que se diera un baño en el río y que viniera de nuevo a sentarse en la piel de tigre. Recolectando sus memorias pasadas, le dio pranams reverenciales como la encarnación de Dios. En el momento en que se sentó en la piel de tigre todos sus sentidos mundanos desparecieron.

Babaji Maharaj sentado en su asiento tocó el muslo derecho de Shyamacharan Lahiri Mahasaya y la espina vertebral infundiendo en él poder divino. Le indicó que abriera sus ojos, comenzó a enseñarle las técnicas del Kriya Yoga.

Shyamacharan Lahiri Mahasaya, viendo todas estas técnicas solamente una vez empezó haciendo el primero, segundo, tercer y cuarto Kriyas uno después del otro.

Mientras hacía el primer Kriya, dijo con gran alegría,

“Como yo había hecho esta sadhana en mi vida pasada, la energía espiritual se está manifestando en mí”.

Mientras practicaba el Segundo Kriya todos los chakras desde muladhara a sahasrara adentro de la columna vertebral y el cerebro se llenaron de luz divina, vibración divina y sonido divino.

Después tocando los pies sagrados de Babaji Maharaj, dijo,

“¡Oh Gurudev! Tú eres el océano de compasión.

Yo estaba engañado por la fuerza seductora de maya, la ilusión, las preocupaciones y los quehaceres mundanos. En un momento, llamándome desde un lugar lejano, has despertado en mí el logro del Segundo Kriya, realizado en mi última vida. Mi vida ha sido gratificada por la innombrable compasión y gracia que me has colmado.” 

Paramahamsa Hariharananda en Meditación
Paramahamsa Hariharananda en Meditación

Lahiri Mahasaya recibe las Altas Kriyas

Después de esto Shri Gurudev le ofreció las altas kriyas. Para purificar los cinco sentidos y despertar sus correspondientes cinco deidades que presiden y el kutastha brahman (el único conductor de estas cinco deidades), las despertó adentro y arriba de la columna vertebral y le enseñó el tercer Kriya.

De repente, Shyamacharan Lahiri Mahasaya se dio cuenta que la expresión de toda la luz blanca divina radiante a los lados de los ojos, arriba de las orejas, lo había tenido completamente absorto en la gran dicha divina.

Babaji Maharaj le dijo a Shyamacharan Lahiri Mahasaya,

“Haciendo Kriya hasta este estado ha terminado tu vida pasada”.

Entonces Babaji Maharaj lo inicio en el cuarto Kriya.

 Le tomó cerca de diez días completar todos los kriyas. Shyamacharan estaba absorto en sadhana después del logro de todos los kriyas. Entonces Babaji le enseñó el samadhi consciente para que pudiera permanecer siempre fijo en Dios entre la realización de sus deberes mundanos. Así fue descrito en el Bhagavad Gita (3:18):

 nai va tasya kritenartho
nakriteneha kashchana
na cha sya sarvabhuteshu
kashcihd
arthavyapashrayah

“La persona Auto realizada, de cualquier manera, no está interesada en realizar acciones o no realizar acciones; esta persona no depende de nadie por ningún interés personal”.

Shyamacharan Lahiri Mahasaya obtuvo este estado en la compañía de su amado guruji y con la práctica sincera.

Después de esto Babaji Maharaj quiso darle a Shyamacharan la visión de la realidad de Brahman y brahmaloka (la morada de Brahman) poniendo su mano en su pecho.

Como resultado el conocimiento divino y brahmadrishti (la visión cósmica) fue manifestada en él.

Contemplando el Cielo, y todas las otras lokas, con sus ojos abiertos, trajo la realización a su nacimiento humano.

En la compañía de su guruji, Shyamacharan Lahiri Mahasaya permaneció en la realización, en la euforia de la intoxicación en Dios.

Puerta de la casa de Lahiri Mahasaya
Puerta de la casa de Lahiri Mahasaya

Lahiri Mahasaya vuelve a su trabajo

Él no podía recordar cuantos días estuvo ahí. Sus colegas pensaron que los animales se lo habían comido.

Cuando regresó a su lugar de trabajo, sus colegas y el personal de la oficina fueron sorprendidos con la vista del cuerpo de Shyamacharan Lahiri Mahasaya brillando con divinidad y paz, una complexión totalmente diferente, más radiante y magnífico que antes.

Les comentó que su gurú de vidas pasadas, de eones, siddha purusha, el Auto realizado Maestro Babaji Maharaj estaba residiendo en Ranikhet, y siendo atraído por su divino poder había ido allí.

Ahora que el propósito de haber ido estaba cumplido, no necesitaba quedarse. Su transferencia a la localidad fue solamente un error hecho bajo la dirección de Babaji Maharaj, quién había infundido su voluntad divina en la mente del oficial.

Shyamacharan Lahiri Mahasaya le dijo a su personal que una orden de rectificación pronto llegaría y que ahora tendría que regresar a Gazipur.

Les dijo que era el deseo de Babaji Maharaj que extendiera el mensaje de Kriya Yoga no solamente a la India, sino también a través del mundo.

Babaji Maharaj había orquestado su transferencia para satisfacer ese deseo divino.

Al día siguiente llegó el mensaje a la oficina que Shyamacharan Lahiri Mahasaya había sido transferido de regreso a su lugar anterior. 

Para la elevación espiritual de toda la humanidad, Shyamacharan predicó la técnica del Kriya Yoga bajo la guía e inspiración de Babaji Maharaj. Él inició e inspiró en el sendero divino a tantas personas de familia tanto como a renunciantes.

Swami Shriyukteshwar Giri, el notorio discípulo de Shri Shyamacharan, estableció el Ashram de Karar en Puri.

Debido a la única inspiración y bendición de Babaji Maharaj y Shyamacharan Lahiri Mahasaya, el Kriya Yoga se ha extendido a todas las partes del mundo.

Paramahamsa Yogananda, el gran discípulo principal de Swami Shriyukteshwarji ha compartido el Kriya Yoga, el invaluable tesoro oculto del Este, entre muchas personas del mundo.

Es objeto de gran orgullo que, desde este lugar en Puri, Shriyukteshwarji inspirara e iniciara a Yoganandaji para extender el Kriya Yoga a todo el mundo.

Nuestro Gurudeva Paramahamsa Hariharananda fue iniciado en Kriya Yoga por Shriyukteshwarji y Paramahamsa Yogananda, ambos yogis divinos le dirigieron en su propio camino a extender el Kriya Yoga no solamente en Orissa, sino también en la India y en el extranjero.

Para satisfacer su voluntad divina, Shriyukteshwarji tomó mi promesa de estar en el Ashram de Karar. Durante su vida, Paramahamsa Yogananda me autorizó como acharya a extender el Kriya Yoga en la India y me confirió la responsabilidad del Ashram de Karar en Puri, su principal y supremo centro espiritual.

Si las personas en el mundo sinceramente practican el Kriya Yoga como fue propuesto por Babaji Maharaj, Lahiri Baba, Shriyukteshwarji, y Paramahamsa Yogananda, ciertamente se introducirá un mundo espiritual.

Kriya Yoga México es una extensión de este viaje en la difusión del Kriya Yoga por el mundo.

Karar Ashram Kriya Yoga
Karar Ashram Kriya Yoga

Si está interesado en aprender más sobre el Kriya Yoga, o en tomar la iniciación para comenzar a practicar esta técnica científica, por favor apúntese a la lista de espera o póngase en contacto con nosotros para obtener más información.

Quieres Aprender Kriya Yoga

Iniciación Kriya Yoga en México

Aprende Kriya Yoga a través de la iniciación de un Yogacharya Empoderado de Baba Hariharananda en México o en tu país.

Ver Programa Kriya Yoga